La industria del automóvil: nuevo ecosistema digital

El sector automovilístico se ha posicionado siempre como un aliado de las nuevas tecnologías y de los procesos de cambio. Tanto es así que podemos afirmar como la innovación es un pilar estratégico presente a lo largo de todo el proceso de diseño y desarrollo de un nuevo modelo. Los procesos de trabajo Agile forman parte del día a día en la industria del automóvil, aplicándose en desarrollo de software y prototipado.

Ya en el siglo XX Henry Ford, tras el prototipo realizado por Curved Dash, creó una cadena de montaje con una capacidad productiva superior hasta la de ese momento transformando así los procesos de trabajo. Incrementó la automatización y redujo los tiempos de producción. Así creo el conocido Ford T.

 

Ahora en un entorno totalmente diferente y donde la hiperconectividad, la movilidad inteligente, geo-localización y nuevas tecnologías nos rodean, el sector del automóvil debe seguir evolucionando para hacer frente a los nuevos retos del mercado. Y en este proceso de cambio la industria deberá focalizarse especialmente en los ecosistemas de innovación y en el cliente.

 

Siguiendo esta línea, GAES (Global Automotive Executive Survey 2015) estudio que investiga las principales preocupaciones de los fabricantes de coche, muestra cómo la tecnología se posiciona como la inquietud primordial para este sector. Y este pilar, no es el único, la conectividad y la digitalización también han escalado peldaños hasta situarse entre las principales preocupaciones.

 

Aprovechar las ventajas de las herramientas digitales para trabajar en innovaciones disruptivas que ayuden a fidelizar la relación de los consumidores con los automóviles puede ser un camino. En este proceso, el Big Data gana presencia y relevancia y ayuda a fidelizar la relación de los consumidores con las marcas. De hecho, según IBM la automoción será el segundo sector que generará una mayor cantidad de datos.

 

Creación de un ecosistema digital: Porsche

 

Un caso real de adaptación al entorno, es el de Porsche. La compañía está sumergida en un proceso de transformación digital. Ha creado la Fundación Porsche Digital GmbH con el propósito de especializarse en la digitalización. Además, paralelamente está configurando un ecosistema de innovación basado en Startups para establecer su proceso de cambio. En este proceso está en busca de aquellas incipientes compañías innovadoras que ofrecen oportunidades para generar una estrecha colaboración con ellas por su crecimiento, talento y nuevas tecnologías.

 

De la misma forma, gracias a la Fundación Porsche, la empresa se aproximará a las tendencias del mercado y a las nuevas tecnologías para diseñar y crear nuevos modelos en sintonía con las necesidades y expectativas del consumidor actual. Además, trabajará estrechamente con todos los departamentos de la compañía para encontrar la solución adecuada.

 

En esta nueva estrategia de Porsche el desafío que se les presenta es optimizar los recursos internos y externos para concentrarse en el nuevo entorno digital.

 

Redefinición de los canales de distribución: Amazon

 

Hace poco Amazon comunicaba su alianza estratégica con Hyundai. Gracias a ella, la compañía de comercio electrónico pondría a disposición de sus usuarios la posibilidad de solicitar un test drive del nuevo Hyundai Elantra. Con esta acción, Amazon abre las puertas al sector automovilístico y amplía su catálogo de productos y servicios ofertados en su nuevo dominio Amazon Vehicles dónde, además, ofrece información acerca de todo tipo de vehículos. Se convierte así en una fuente de información del automóvil.

 

Esta nueva estrategia podría suponer que, tal y como se especula en el sector, Amazon dedique parte de su actividad en un futuro a la distribución y venta de vehículos a golpe de clic. De momento, ya posee un dominio bajo el paraguas automovilístico y se está acercando a este sector con acciones tácticas. Ya veremos más adelante cuál es el futuro que le depara a la compañía.