empresa

Únete a nuestra red de integradores y distribuidores de Social Buy

¿Eres una agencia de Social Media que quiere ofrecer a sus clientes la posibilidad de generar negocio con entornos de Facebook Commerce? ¿Una Consultora tecnológica de integración que quiere aportar valor a su paquete de soluciones para clientes? ¿Una asociación o agrupación de empresas, comercios, pymes? Entonces Social-buy y su tecnología Overence dirigida a rentabilizar y monetizar los activos digitales 2.0 puede ser interesante para ti.

Han pasado ya unas semanas del lanzamiento de Social-Buy y no podemos negar que estamos muy contentos con los primeros resultados y el feedback obtenido . En solo dos semanas desde su puesta en marcha, más de 1300 usuarios han probado nuestras tiendas realizando ventas y transacciones por valor de más de 250.000 euros. Unos numeros motivadores que, sin embargo, no nos distraen de evolucionar cada día la herramienta y su distribución. En unos días presentaremos algunas mejoras y un sistema de prueba sin compromiso que esperamos sirva a los que nos han escrito interesados en poder utilizar nuestro desarrollo.

Además, hemos lanzado nuestro programa de afiliación y alianzas. Ya están en marcha nuestros primeros contactos para crear una red de distribuidores, instaladores de la herramienta, bajo licencia overence y partners con los que ofrecer nuestra solución Social-Buy al mayor número posible de organizaciones. Una buena manera para que cualquier agencia o profesional pueda completar su portfolio de productos y servicios consiguiendo condiciones exclusivas. En este sentido Overence ofrece un producto innovador y unas buenas condiciones para el partenariado.

Algunos se han adelantado y ya hemos cerrado algunos acuerdos que vamos a ir comunicando, pero estamos abiertos a conocer nuevas empresas interesantes y ayudarles a conocer mejor nuestra última creación. Podéis escribirnos libremente a hola@overence o a  info@cink.es y os ampliaremos información. Así que ya sabéis, Overence busca socios de canal de distribución y tecnológicos. Nos encantará poder andar este camino con vosotros.

Cuatro vías para aprovechar las redes sociales en un entorno profesional

Desde los departamentos de Recursos Humanos se mira en ocasiones con recelo el uso de redes sociales en el lugar de trabajo. Los principales temores son que éstas influyan de manera negativa en la productividad o que puedan ser el vehículo para malas prácticas relacionadas con la información. Esta es una realidad que conocemos bien en Cink, porque trabajamos diariamente con directores de Recursos Humanos, ayudándoles a conocer mejor el mundo 2.0, a diseñar estrategias de implantación de herramientas sociales y a fomentar una cultura de uso apropiada entre los trabajadores.

Sin embargo, estos temores están construidos sobre una percepción errónea de lo que son las redes sociales. Las redes sociales no son Facebook, ni Twitter, ni LinkedIn. Las redes sociales son las comunidades humanas en las que nos movemos en nuestro día a día: amigos, familia, vecinos o compañeros de trabajo. Lo que llamamos ahora “redes sociales” no son más que herramientas que nos facilitan la construcción o perpetuación de estas comunidades online. No olvidemos eso: no son más que herramientas.

En una entrevista reciente en Expansión, Charlene Li, exvicepresidenta e investigadora de Forrester Research y fundadora de Altimeter Group, considerada una de las 50 personas más influyentes de Silicon Valley, afirmaba que “cortar el acceso a las redes sociales sería algo similar a prohibir el uso del teléfono”. Las redes sociales son un instrumento comunicativo más y, gracias a sus particularidades, tienen muchas posibilidades dentro de una organización empresarial. Por lo que no se trata de dejarlas fuera, sino de buscar y promover el uso adecuado de las mismas.

Veamos algunos campos de la empresa donde se pueden aplicar las herramientas 2.0:

Gestión social del trabajo y el conocimiento: el término 2.0 implica participación y, lo que es más interesante, colaboración. Tanto las redes sociales conocidas o abiertas al público general, como las tecnologías sociales desarrolladas específicamente para responder a necesidades de la empresa pueden ayudar a mejorar la eficiencia en el trabajo. Wikis, plataformas de gestión de la innovación o lectores de feeds son un buen ejemplo.

Team bulding: como instrumentos para generar o fortalecer comunidades en entornos virtuales, las redes sociales son una magnífica vía para consolidar equipos, promoviendo espacios para la convivencia y el acercamiento de trabajadores. Estos espacios pueden ayudar, además, a fomentar la interacción entre distintos departamentos o niveles, estableciendo nuevas conexiones dentro de la organización.

Innovación participativa y abierta: como en el caso de la gestión social del trabajo, tanto las herramientas comunes como las propias nos pueden servir para promover la innovación participativa entre nuestros equipos y más allá del personal de la organización. My Starbucks Idea, la plataforma donde los clientes de las cafeterías pueden proponer cambios en las mismas, es un buen ejemplo de cómo utilizar las redes sociales para implicar a los seguidores en una constante búsqueda de mejoras. Los mismos principios que aplica la cadena de cafeterías para involucrar a su clientela se pueden trasladar al interior de una empresa.

Incentivación y motivación: las redes sociales, por su estructura, permiten incluir fácilmente sistemas de incentivación mediante elementos del juego. Puntos, apoyo de compañeros, premios… lo que se conoce como “gamification” tiene cabida en cualquiera de los casos anteriores.

En resumen, a la hora de introducir las redes sociales en una organización empresarial, el conocimiento y la estrategia son dos factores clave. Conocimiento para asegurar un uso correcto de las mismas que no perjudique ni al trabajador ni a la empresa y estrategia para sacar el mayor partido a las herramientas. Formación y planificación en base a objetivos.

*Artículo originariamente publicado en RRHH Digital.

Emprendedores, franquicias y redes sociales

Últimamente hemos podido ver algunos movimientos de emprendedores en torno a las redes sociales. Personas que han confiado en eso de que una crisis viene con una oportunidad y que confían en las nuevas tecnologías para establecer lazos con personas de inquietudes similares y con las que pueden establecer relaciones, desde las estrictamente profesionales a las más personales en las que compartan miedos e inquietudes.

Una de estas organizaciones es Emprendedores en Madrid, un grupo en Facebook con más de 300 miembros reunidos y que tiene como objetivo “aunar todos los emprendedores que sean o ejerzan su actividad en Madrid para conocernos, hacer contactos, sinergias, posibles eventos, etc…”. Su actividad es, por el momento, moderada, aunque parece una buena idea para asentar una comunidad bastante activa y que goza de algunos eventos en los que se reúne y comparten sus experiencias y con los que este grupo quizás debería crear algún tipo de sinergias.

Otro experimento es el que lleva a cabo desde Franjuice, una red social que conecta franquicias y franquiciados. Con presencia en Twitter y con algo más de ochenta miembros. Otro movimiento que, bien llevado, puede ser útil para muchas personas que quieran mejorar su situación en el mundo de las franquicias o que quieran entrar en él.

¿Quieres añadir alguna red más sobre cuestiones similares? Nos surge, antes de terminar el post, otra sobre innovación que vimos hace unas semanas pero no hemos podido mirar demasiado.

Marc Vidal habla sobre Cink en el III Congreso de Nuevo Periodismo de Cáceres

Marc estuvo junto a Sergio Cortés y Roc Fages impartiendo un taller en el III Congreso de Nuevo Periodismo de Cáceres, en donde Cink aparecía como empresa colaboradora. El curso fue bastante bien, la interacción de la audiencia de la sala fue alta y el horario tuvo que incumplirse para dar cabida al gran número de cuestiones que allí se plantearon. Después de las charlas y el debate, Marc se acercó al set de televisión que allí montó Ágora News y le hicieron una entrevista en que habla de la empresa y su condición de blogger económico.

Plectranthus australis

Photobucket

En dos semanas, se han producido en el conjunto del mundo más cambios que en las dos últimas décadas. La centenaria banca de inversión ha desaparecido y los sistemas regulatorios están bajo revisión. Ha sido necesaria una masiva inyección de dinero público para salvar el sistema en el momento que la economía tradicional y sus modelos están en entredicho. Es por eso que si analizamos con exactitud que representa todo ello nos daremos cuenta que estamos sufriendo un cambio de paradigma, una regeneración estructurada a partir del conocimiento y el valor del talento global. Esos cambios se evidencian en la red. En Internet los cambios son rápidos, precisos y contundentes, mucho más que en la sociedad analógica, pero también debemos comprender que, anteriormente a los cambios tecnológicos, debe haber cambio ideológico.

Originariamente, Internet consistía en una serie de páginas estáticas en las que el usuario adoptaba el papel de espectador. Hoy, los internautas abandonan ese planteamiento pasivo y se convierten en parte activa de la red, aportando contenidos y difundiéndolos. La red ha dejado de ser el territorio donde se acude regularmente y se transforma en una plataforma a través de la cual, los usuarios exponen sus ideas, emociones y conocimientos. La interacción y la participación se convierten ahora en el tronco fundamental de la maraña digital.

Una red interactiva que ha permitido la aparición y desarrollo de la web 2.0 y, con ella, el abandono de la página web hierática, contemplativa, para dar paso a un escenario en el que actuar libremente. El navegante 2.0 ya no pasea por la red, ahora la utiliza y la amplia, la engrandece y la amplifica del mismo modo que el conocimiento global aumenta. Es ese contexto, una nueva manera de ver el negocio, la empresa y la economía en general, hace su apuesta más conceptual y compleja.

Las empresas del futuro, esas que llamamos 2.0 o empresas abiertas se alimentarán de condicionantes que las hagan poderosas, que sean ejecutables y que se puedan reconocer en el mundo real. Aunque los resultados sean virtuales deberán ir acompañados de resultados contables que aporten sentido. En un mundo donde la mayoría de directivos son tecnófobos, divagar alrededor de los lamentos de la ciencia económica o de los desencuentros en política de empresa no ayudará a los que creemos con entusiasmo en el negocio 2.0 o en la empresa abierta. A fecha de hoy las puertas ya no tan solo están abiertas sino que ya nadie podrá cerrarlas. Un mercado basado en la creación de valor a partir de la colaboración horizontal, de la generación de producto fruto de compartir conocimiento y donde la fiabilidad sea total en términos de diseño empresarial, será un mercado abierto, sociable y democrático en esencia.

Cuando el mundo entienda que el beneficio económico en un negocio parte de diversos factores inclusive su capacidad de apertura y entendimiento social, entonces será como cuando en el balcón de nuestras casas ponemos una maceta con una Plectranthus australis, o lo que es lo mismo, una “planta del dinero”.

El círculo virtuoso.

Hoy en día son mayoria, las empresas que han entendido que la presencia en Internet es necesaria tras aceptar y consolidar su presencia en los medios tradicionales. Un nuevo reto llega para las que quieren cerrar el círculo virtuoso de su relación con los clientes y su entorno: Las redes sociales.

Las dinámicas que aprovechan las herramientas 2.0 y el desarrollo del concepto de “empresa en red” generan un nuevo escenario de oportunidades para la empresa.

Oportunidades caracterizadas por:

- La presencia en el “escenario donde pasan las cosas”.
- Una nueva relación con el pro-sumidor que pasa a tener un papel más complejo y enriquecedor que el de un mero cliente o consumidor. El cliente participa de nuestra empresa.
- La flexibilidad en el modelo de organización.
- La mejora en la eficiencia y costes del posicionamiento de marca.
- Vincular nuestra organización a la experiencia personal del usuario.
- Generación de sinergias y colaboración en la red.

Desde la óptica 2.0 todo es posible. La oportunidad de mercado conecta directamente con el valor ofertado, no importando tanto la dimensión, la implantación o los mecanismos del proceso.

Trabajar el entorno empresarial 2.0 representa el siguiente paso para las empresas que desean pedirle algo más a la red, a su comunidad de usuarios o a la sociedad en general. El complemento perfecto para las estrategias de medios convencionales y de la unidireccionalidad de la web tradicional.

Un oportunidad: barata, flexible, fácil y de alto impacto. Un camino indudable hacia el futuro y la innovación.

Pregúntate qué puede hacer Cink.

En la actualidad existen numerosas empresas preocupadas por la presencia que tiene su marca o su producto/servicio en Internet. Hoy son ya pocos los que piensan que Internet no puede aportar nada a las organizaciones y, si bien, los últimos datos del observatorio elaborado por la entidad pública Red.es nos indican que hay mucho camino por recorrer (a penas el 51% de las empresas tienen página web si bien más del 95% de ellas tiene acceso a banda ancha), las expectativas son muy buenas.
El ritmo de penetración de las nuevas tecnologías en el entorno empresarial ha crecido en España de una manera significativa en los últimos años.

La propuesta que cink pone sobre la mesa, representa una nueva evolución del círculo virtuoso de la red, orientada a un aspecto fundamental de las tecnologías que es la cultura de uso y la generación de contenidos.

La web 2.0 y sus herramientas permiten a las empresas, de una manera muy sencilla y barata, un paso final complementario. Permiten completar sus estrategias tradicionales de Internet y marketing en medios ordinarios con una nueva plataforma de incalculable valor: las redes sociales.
Informes de referencia como el “Wave.3” publicado por Universal Mc-Cann acaba de publicar algunos datos interes ( PDF ) sobre el uso deUniversal Mc-Cann acaban de publicar algunos datos interesantes (PDF) que van más allá y nos hablan sobre el uso de herramientas de la web social en el mundo y sacan a la luz algo que está en boca de todos:

España, con 22 millones de Internautas activos figura en las primeras posiciones en el uso de algunas de ellas, aquí dejamos los 5 datos más relevantes referidos a nuestro país..

1.- El 78% de los usuarios de Internet en España leen blogs
2.- el 64% usan redes sociales
3.- El 44,6% sube fotografías a la red
4.- El 86% consume video en la red
5.- El 51% escucha podcasts

Es evidente que las redes sociales se están convirtiendo en un fenómeno de masas y las empresas no se pueden quedar atrás. No olvidemos que las empresas están formadas por personas y que estas personas participan en la red.
Por otros parte, las empresas siempre han estado interesadas por estar y hablar el idioma de sus clientes y usuarios. Por tanto, qué nos hace pensar que nuestros usuarios no están en este escenario y que nos llaman a él?


Cink, con propuestas como su pack de contenidos “Shake it..” propone un innovador servicio que garantiza a las empresas un acompañamiento en su presencia en la red, de una manera diferente y a través de una tarifa plana muy competitiva. Invitamos a las empresas a comenzar a hablar este lenguaje y fomentamos la cultura de uso y dinamización de las redes. Merece la pena.
No te preguntes qué puede hacer cink por ti. Simplemente, pídenos que lo hagamos.