Whatsapp

El primer emoticono

Ahí lo tienes. El primitivo. El original. El primer emoticono de la historia. El modelo que ha definido la comunicación no verbal en los contextos digitales durante los últimos años. La piedra dura de Rosetta que me permite aclararte que este post responde a un tono informal ;-) Te acabo de guiñar un ojo y ahora te presento al creador:

Distintos medios y estudios señalan que este señor tan sonriente diseñó el emoticono en septiembre de 1982, con sus propias manos y un teclado. Ahora parece muy fácil, pero es justo reconocer que su aportación supuso un vuelco para la expresión escrita. El emoticono moderno ha cumplido treinta años y esto hay que celebrarlo ^_^

Echemos un vistazo al email original donde el profesor Scott Fahlman proponía a sus compañeros el uso de este símbolo para indicar que sus palabras se convertían en chiste o broma, separándolas así de las más formales. Y como suele ocurrir en todo alumbramiento de un concepto positivo, ese mismo día nació también su reverso tenebroso: el emoticono triste, heredero del espíritu de la tragedia :-(

¿Qué os parece? ¿Es Scott Fahlman un genio? ¿Un creador sin precedentes? ¿Deberíamos pagarle tributo cada vez que usamos su creación original en un  mail? Él mismo nos diría que no :-m

No está demostrado que Fahlman se inspirara en un smiley, pero es posible que sus formas pasaran por su cabeza. Este icono, nacido en el logo de un programa infantil de la televisión estadounidense, tuvo un impacto cultural inabarcable y arrasó en occidente durante los años del bienestar, inundando cientos de productos de merchandising. Ahora algunos tal vez estéis pensando en “Forrest Gump” y otros en “Watchmen”. Premio para quienes hayan pensado en “Watchmen”.

Para seguir indagando, como siempre, volvamos a los clásicos. El referente más nítido, como el propio Fahlman ha reconocido, es ni más ni menos que un clásico indiscutible: el signo de exclamación. ¡Un signo que Scott Fahlman considera el primer emoticono de la literatura inglesa! Algunos carcas todavía usamos estos rudimentos para mostrar asombro. Nos reconocerás porque nos reímos por escrito con muchos jajajajajaja(s).

Ma vais a perdonar, pero no puedo evitar preguntarme qué pensará el profesor Fahlman de la moñiga del WhatsApp y de tantas otras aberraciones perpetradas a partir de su planteamiento. ¡Eh! ¡Es viernes en los medios sociales! Me lo puedo permitir.

En este post hemos aprendido que los signos, convertidos en símbolos, son las herramientas de la comunicación y que podemos adaptarlas a nuestras necesidades e incluso inventar otros nuevos para desarrollar nuevos conceptos o lenguajes. Como Dennis Ritchie o… Prince. Hemos aprendido esto ¿verdad?

“El primer emoticono” es mi primer post icónico para el blog de Cink. Por favor, confirmad en los comentarios de este post que hemos aprendido algo o no podré volver con esta línea discursiva ;-p

Primeras impresiones. Google + versus Facebook

Ya tenemos acceso a la nueva red social de Google y queremos aprovechar la oportunidad para explicaros nuestras primeras impresiones ¿Qué tiene de nuevo? ¿Qué nos llama la atención?

Una de las principales novedades que encontramos en Google+ respecto a Facebook es el multimuro. Google ha ido un paso más allá de las listas y ha optado por crear pequeños ecosistemas estructurados en torno a la idea de círculos. De esta forma, podemos ver exactamente qué hemos publicado y qué no en función del círculo que deseemos. Y esto sólo con un clic en la barra lateral izquierda.

Respecto a Facebook esta manera de hacer supone un cambio conceptual importante que se expresa en que cada vez que hagamos una publicación el usuario deberá elegir con quién quiere compartir el contenido. En Facebook podemos seleccionar una configuración (vía listas) por defecto. En la red social de Google no hemos visto posibilidades en ese sentido. El botón +1 que hace unos meses nos presentaban como mecanismo de interacción y el perfil del usuario de Google, que muchos tenían olvidado en un cajón, cobran un protagonismo importante.

En Google + no aceptas amistades, directamente recibes un mail de un contacto que te ha incluido en una círculo. Si estás dentro de la red, podrás acceder a su perfil y ‘add to circles’. Entonces estaréis conectados. No obstante, también puede darse el caso de que decidas incluir en un círculo a alguien con el que no has tenido contacto hasta ahora. Dato para los curiosos, uno no puede conocer en los círculos a los que ha sido incluido, conoce la conexión.

Los círculos sociales más las posibilidades de publicación que nos da la red social sitúan el trato que Google da al usuario a medio camino entre el amigo (Facebook) y el seguidor (Twitter). Está por ver cómo puede afectar nuestra actividad en la red social, el botón +1, en el posicionamiento web.

La aplicación Huddle, que nos permite hablar vía móvil (sólo disponible para Android) con nuestros círculos en grupo o con un contacto personalizado, nos recuerda a la aplicación Whatsapp.

Leer más